Tepic – Guadalajara

Compartir es Sexy!

Ya había olvidado lo que era viajar en un autobús económico, hoy tuvimos que viajar de Tepic a Guadalajara y viajamos en un autobús que salio de Tepic a las 00:01, la primer situación fue que al comprar mi boleto no pude elegir el lugar donde sentarme, me indicaron que debería elegirlo una ves subiera al autobús, no lo vi como un problema pues por la hora supuse no subiría mucha gente.

Llego nuestro autobús puntual, empezamos el abordaje junto a otras personas una vez que bajaron las personas que se quedarían en Tepic, pues el autobús venia de paso, total que checaron mi boleto, lo cortaron y acto seguido me acerque al equipajero para llevar mis maletas en la parte baja del autobús.

Pues todo bien hasta aquí, hasta que descubrí que por mas que recorría el pasillo, no veía lugares disponibles donde sentarme, otras dos personas que venían tras de mi hicieron una mueca mientras expresaban “viene lleno”. El chofer desde la puerta del autobús nos grita para avisarnos que había dos lugares justo al frente, si esos donde se sientan las señoras mayores :P.

Total no pasa nada me siento, pero veo que sigue llegando gente. Resulta que habían sobre-vendido en taquilla.

La gente no lo podía creer, yo tampoco y el conductor solo atino a decir que pues ya no había lugares, que si quería alguien irse en el pasillo pues que subiera, algunos no aceptaron y decidieron esperar el próximo bus que salia si mal no recuerdo a las 4:30am. pues parecía que ya salíamos cuando dicen 3 señoras que ellas si se van, por que tienen que llegar a Guadalajara a tomar un vuelo y no pueden esperar. Subieron y empezaron a ver como acomodarse en el pasillo, estas dos personas llevaban con ellas a una persona octagenaria como mínimo, que al parecer estaba mas entera que ellas, pero al final una persona muy mayor que no debería viajar en esas condiciones, total que salimos de tepic 30 min después.

Alguien cedió el lugar a la señora mayor y las otras dos se fueron en el pasillo, total al final fue decisión de ellas irse así, pero que incomodo, para ellas y para uno, yo tenia días sin dormir bien y lo que quería era subir y dormir en el autobus, pensé seder mi lugar, pero no podría descansar. Espero estas señoras comprendan que no fue falta de caballerosidad, pero uno paga un boleto y considera como en mi caso, solo subir y descansar. Se les dio a ellas la opción de esperar otro autobús y no lo hicieron.

Bueno a esto súmenle la lluvia, y que nuestro autobús unos minutos después de salir, se le desarmaron los limpiadores para brisas. Así que el conductor prácticamente iba adivinando la carretera.

Finalmente casi las 6 am llegamos a Guadalajara, creo que mi regreso sera en bus de lujo. Eso de viajar sacrificando comodidad e incluso nuestra propia seguridad no es bueno.

206 Km

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*